Qué alimentos evitar para una mejor salud bucal

Índice de contenido
Es posible que nuestra salud bucal no sea la primera prioridad en nuestra lista, especialmente con agendas tan ocupadas. Sin embargo, tu salud bucal puede tener un gran impacto en tu cuerpo. Como resultado, es necesario centrarse en mejorar tu salud bucal. Una forma de hacerlo es echando un vistazo a tu dieta. Hay algunos alimentos que pueden causar más daño que bien a tu salud bucal. Si quieres mantener tus dientes y encías en óptimas condiciones, hay alimentos que debes evitar. Una sonrisa saludable comienza con una elección inteligente de alimentos.

El azúcar

Uno de los principales enemigos de la salud dental es el azúcar. Los snacks y bebidas azucarados, como los dulces, los refrescos y las golosinas, son un terreno de juego para las bacterias dañinas en la boca. Estas bacterias se alimentan del azúcar y producen ácido que ataca el esmalte dental. Con el tiempo, esto puede provocar caries y deterioro de los dientes. Las personas que siguen una dieta rica en azúcar también tienen más probabilidades de tener mal aliento.

Caramelos pegajosos

Junto con el azúcar, los caramelos pegajosos como los caramelos masticables y las frutas secas son los principales culpables. Se adhieren a los dientes y crean un caldo de cultivo para las bacterias. Incluso esas pasas «saludables» pueden causar problemas a tus dientes blancos.

alimentos evitar para una mejor salud bucal

Bebidas ácidas

Los alimentos y bebidas ácidos pueden erosionar el esmalte dental con el tiempo. Por ejemplo, las frutas cítricas, los tomates y los refrescos pueden dañar el esmalte. Si bien estos artículos ofrecen beneficios para la salud, consumirlos en exceso o no enjuagarse la boca después puede provocar erosión del esmalte. La erosión química puede dañar el esmalte. Como resultado, es más probable que desarrolles caries.

Un 70% de las embarazadas padece a lo largo de la gestación enfermedad gingival.

Besmile

Cuidado con el almidón

Es posible que los alimentos con almidón, como las patatas fritas y el pan blanco, no tengan un sabor dulce. Pero las enzimas en la boca pueden convertirlos en azúcares. Estos azúcares luego alimentan a esas molestas bacterias, contribuyendo al proceso de descomposición.

alimentos evitar para una mejor salud bucal

Cuidado con los alimentos duros

Los alimentos duros, como los cubitos de hielo y los caramelos duros, pueden ser complicados para los dientes. Masticarlos puede provocar fracturas dentales, astillas o incluso dientes rotos. Los cubitos de hielo pueden parecer inofensivos. Pero crujirlos puede causar daños importantes a los dientes y las encías.

El hábito de beber y merienda

Los snacks frecuentes a lo largo del día pueden ser perjudiciales. Incluso los bocadillos aparentemente inofensivos, como las patatas fritas o las galletas saladas, pueden dañar la salud bucal. Cada vez que comes, tu boca se convierte en un campo de batalla contra los ataques de ácido. Trata de limitar los snacks entre comidas y opta por opciones más saludables como verduras o queso.

Si necesitas contactar con tu Clínica Besmile, puedes venir a visitarnos en la dirección: 

Dentistas en San Sebastian de los Reyes:

 

☎️ 916 67 77 38

 

📌 Calle Julio Rey Pastor, 6, 28702 San Sebastián de los Reyes, Madrid

¿Quieres empezar tu tratamiento?
Salud dental
Te podría interesar
Comparte con tus amigos
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email
¿Necesitas ayuda?
Resolvemos tus dudas

¿Por qué Besmile?

Ver sonreír a mis abuelos, a mis padres …, es algo que guardo siempre en la memoria, incluso recuerdo las sonrisas de mis compañeras de colegio.

Los diferentes tipos de sonrisas de la gente a mi alrededor me han acompañado e inspirado a lo largo de toda mi vida.

Pero, según me iba haciendo mayor, me daba cuenta de cuantas eran las personas que sonreían con algún tipo de complejo o vergüenza, intentaban disimular cubriéndose discretamente con la mano,  para esconder ausencias de piezas dentales, algún diente negro, y ese pudor me entristecía en cierto modo …  nunca olvidaré, por ejemplo, la sonrisa siempre tímida y contenida de una amiga del colegio que sufría por el apiñamiento que provocaban unos dientes enormes.

No obstante, lo que más me impresionaba era observar a mi madre, ella no podía comer ciertos alimentos porque su prótesis no le ajustaba bien. En cuanto estuve preparada … ¡mi madre fue de las primeras en colocarse implantes confiando en mí!

Así que, si me preguntan por qué me hice odontóloga … creo que les diría:

 Para intentar que todos puedan expresar la emoción de ser felices ¡¡sonriendo sin ningún tipo de complejo!!